Tecnología de vanguardia en Puente Pumarejo

Home / Actualidad / Tecnología de vanguardia en Puente Pumarejo

El nuevo Puente Pumarejo se levanta con la más avanzada tecnología en la construcción de puentes y viaductos. Se trata del sistema denominado ‘autocimbra’ o ‘cimbra autolanzable’, que consiste en la instalación de una estructura metálica en la parte superior de las columnas y a partir de ahí, ir fundiendo el tablero que sostendrá el tráfico. Para esto, el montaje mecánico irá desplazándose y armando las diferentes losas de la vía del puente.

Esta es una cimbra autolanzable tipo M70D-S, de ingeniería portuguesa. Tiene un peso total medio de 1.000 toneladas y para la traída de esta estructura se requirió de 140 contenedores. El proceso de armado de cimbra es de aproximadamente cinco meses.

El uso de cimbras autolanzables se remonta a 1961 en Alemania con vanos de 32 metros. Los vanos, o huecos libres entre las columnas, del nuevo Puente Pumarejo serán de casi el doble. Esta es la primera vez que se usa esta tecnología en Colombia. De los 2.250 metros del eje principal del puente, casi 1.200 metros se construirán con la tecnología de autocimbra.

El empleo de este método constructivo en la superestructura del Puente Pumarejo brinda grandes ventajas en la productividad al construir el tablero con mayor agilidad, en la reducción de los ciclos de trabajo y en el aumento de la seguridad.

Conozca aquí las características del proyecto Puente Pumarejo.

 

autocimbra Puente Pumarejo

Funcionamiento de la autocimbra

El armado de refuerzo y fundida en sitio se realiza en vanos de 70 metros de longitud, en un tiempo de entre 15 y 20 días.

La autocimbra cuenta con un sistema de pretensado orgánico integrado (Organic Prestressing System – OPS). Este sistema es un ensamble de cables que entran en acción si el tablero requiere algún ajuste de geometría.

Durante todo el proceso de colocación del concreto, el sistema OPS monitorea continuamente la estructura principal de la cimbra evaluando los principales parámetros estructurales. De esta manera, si se detecta alguna falla o problema estructural, el sistema emitirá una alarma, permitiendo así mitigar el riesgo y aumentar la seguridad.

La cimbra avanza automáticamente por medio de grúas internas y pórticos de apoyo sobre la estructura realizada previamente y las dovelas “cero” de pilas.

 autocimbra Puente Pumarejo

¿Por qué utilizar la autocimbra frente a otras alternativas de construcción?

  • Dovelas prefabricadas

El diseño original de construcción, a través de dovelas prefabricadas, tarda aproximadamente 10 días para realizar el tramo de 70 metros. Sin embargo, para utilizar ese método se requiere crear un patio de pre-fabricación de dovelas, el cual puede tardar aproximadamente 12 días adicionales para realizar los 70 metros de tablero. Es decir, su colocación es más ágil, pero se requiere mayor tiempo en fabricación.

  • Sistema tradicional de andamios

Con el Sistema tradicional de andamios se requiere de aproximadamente 100 días para realizar la construcción de 50 metros. Adicionalmente, se requiere que no exista mucha altura para colocar las torres de andamios.

  • Sistema de carros de avance

A través del sistema de carros de avance, se requieren de aproximadamente seis días para construir 10 metros, por lo que los 70 metros de cada vano del nuevo Puente Pumarejo tardaría 42 días.

  • Vigas tradicionales

Las vigas de puentes tradicionales solo alcanzan tramos de 50 metros. Dado que la longitud de los tramos del Puente Pumarejo es de 70 metros, no es posible utilizar ese sistema.

 

Es de aclarar que estos tiempos comparativos son aproximados, pues dependerán de la zona, el ancho del puente, el tipo de vía, los recursos accesibles, entre otros.

autocimbra Puente Pumarejo

El nuevo Puente Pumarejo

El puente que atraviesa el río Magdalena se convierte en un referente de la infraestructura de Colombia. Contará con una estructura antisísmica segura destinada al tráfico de vehículos pesado.

Las obras son ejecutadas por el Consorcio SES Puente Magdalena, conformado por Esgamo Ingenieros Constructores, la sucursal colombiana de Sacyr Chile y la sucursal local de Sacyr Construcción. La interventoría del proyecto está a cargo del Consorcio Vial Pumarejo, que lo conforma la empresa MAB INGENIERÍA DE VALOR y Grupo Triada de México.

La inversión del proyecto, a través del Instituto Nacional de Vías -INVÍAS, es de cerca de los 650.000 millones de pesos.

La obra estará finalizada en el primer semestre de 2018.

 

Le puede interesar:

Nuevo Puente Pumarejo: Solución integral del paso sobre el Río Magdalena

Puente Pumarejo en cifras

Related Posts
Cubiertas Universidad Nacional BogotáPuente Honda- Interventoría